Consejos para tener energía y éxitos a través de la dieta.

Una buena dieta responsable y completa puede ayudarte a mejorar tus resultados, ya que puede darte energías suficiente para afrontar las tareas del día. También te permitiría evitar enfermarte, y así, te ahorras malos momentos y tiempo.

En este artículo, te entregaré varios consejos que te permitirán tener esa excelente dieta para optimizar tu día. Es importante aprender a comprender el funcionamiento de tu organismo, a respetarlo y cuidarlo, para que el cuide de usted.

Empezemos!!

1- Beber suficiente agua

El 80 por ciento de nuestro organismo está constituido por agua. ¿Qué crees que debería contener tu dieta principalmente?

Cuando el aporte de líquido es insuficiente, la sangre tiene un peso específico mayor y los productos tóxicos de desecho del metabolismo celular se evacúan de manera imperfecta. Por tanto, el organismo se intoxica con sus propias excreciones, y no sería muy equivocó decir que ello ocurre porque no se ha asimilado líquidos suficiente para disolver esas materias perjudiciales que las células mismas fabrican.

Algunos “expertos” sugieren beber de ocho a doce vasos de agua todos los días para «drenar el sistema». ¿Sabía usted que eso es una barbaridad?

La cantidad de agua recomendable que uno debe beber, debe dictarla tu sed.

2- Comer frutas y verduras

Tomando en cuenta el punto anterior, es importante que nuestra dieta contenga agua. Por eso, convendría que tu dieta esté formada por un 70 por ciento de alimentos ricos en agua. Es decir, ingerir fruta fresca o verduras, o jugos de alguno de los dos.

Comer fruta es bueno, ya tiene glucosa y agua, un punto muy importante es que la fruta se debe comer en ayuna. Ya que si el estómago contiene carne o féculas, la fruta queda atrapada allí y comienza a fermentar.

3- No tomar nunca líquidos antes, durante, ni después de comer.

Es importante no tomar nunca líquidos (incluyendo agua) antes, durante ni inmediatamente después de las comidas, ya que los líquidos disuelven los jugos gástricos y tardaría más tiempo tu organismo en digerir los alimentos, robandote más energía y teniendo como consecuencia que te sientas más cansado.

Deberías de tomar los líquidos, aproximadamente 30 minutos después de comer.

4- Combina adecuadamente los alimentos.

Algunos alimentos son incompatibles, y le hacen perder grandes cantidades de energía, porque el cuerpo tarda más en ingerirlos.

Los diferentes tipos de alimentos se digieren de diferentes forma. Los alimentos altos en almidón (el pan, el arroz, los frijoles, etcétera) requieren unmedio digestivo alcalino; el mismo se está en la boca gracias a una diastasa llamada ptialina. Los alimentos proteínicos (la carne, la leche y sus derivados, los frutos secos, las semillas) necesitan para su digestión un medio ácido: pepsina y ácido clorhídrico. Ahora bien, la química dice que dos medios contrarios (el ácido y el alcalino) no pueden subsistir al mismo tiempo, ya que se neutralizan entre sí. Si se ingiere una proteína junto con un almidón, la digestión resulta perjudicada o se paraliza por completo. Los alimentos sin digerir se transforman en terreno de cultivo para las bacterias, que producen su fermentación y descomposición, lo cual se manifiesta en forma de desórdenes digestivos y gases. Además de que pierdes energía y tiempo.

Por eso no deben combinarse nunca las proteínas con los carbohidratos.Ten en cuenta que una ensalada con abundante verde puede comerse con cualquier proteína, hidrato de carbono o grasa. Y las grasas o lípidos inhiben la digestión de las proteínas. Si no quiere prescindir, consuma una ensalada mixta, que el efecto inhibidor de la digestión.

5- Acostumbra a echar especias en las comidas.

Utiliza especias antiinflamatorias en sus comidas. Algunas tienen propiedades muy importantes como antioxidantes o los deseados flavonoides. Entre ellas se encuentran: Canela, Cúrcuma. Jengibre, Ajo en polvo.

6- Evite los alimentos procesados y de conservas.

Consumo los menos posible alimentos procesados y de consevas. El glutamato que viene en ellos es algo muy tóxico por eso a veces viene camuflado en los ingredientes. Puede aparecer como levadura autolizada, extracto de levadura, maltodextrina, proteína hidrolizada, caseinato de sodio y glutamato mono-potasio.El glutamato sube la concentración de ácido glutámico en nuestro cuerpo afectando a muchos de nuestros órganos visitando nuestras células. Participa activamente en la aparición de migrañas. Aparte, el glutamato altera el proceso entre el hígado y la vesícula biliar para digerir las grasas. Esto puede dar a la larga el síndrome de intestino irritable. También puede producir diarrea y dolores en la zona de la vesícula.

Se sabe que las mujeres que consumen este químico durante el embarazo pueden causar daños cerebrales irreversibles en los bebés. Pueden afectar a los procesos químicos naturales que se producen en el útero.

7- Evitar comer embutidos de carne animal

Evite comer embutidos, esos paquetes de chorizo, de pavo, de jamón, las salchichas, etc. Necesitan durar mucho tiempo y están pensadas para que aguanten en la nevera durante meses. Por lo tanto se le echa nitrito de sodio un conservante. Este se encarga de darle un color apetecible al alimento y a que se conserve durante mucho tiempo. El nitrito de sodio es un gran aliado para formar cáncer en nuestro organismo. Sobretodo cáncer de páncreas, de colon y de estómago.

8- Consuma huevos

Los huevos serán parte fundamental. Como más te gusten. Ya sean tortilla, revuelto o cocido. Gracias al aminoácido que contienen (triptófano) ayudan a elevar el estado de ánimo y reducen la irritabilidad. Además, es un gran aliviador del estrés interactuando con la serotonina.

9- Evite los aceite

Todo tipo de aceite que no sea virgen y obtenido con extracción en frío son muy peligrosos si los usamos para cocinar. Esto ocurre porque cuando son sometidos a temperaturas muy altas, distorsionan de manera increíble la relación de grasas omega 6 y omega 3. Se producen cambios químicos peligrosos para nuestro organismo. Al calentar estos aceites contribuimos a la aparición del colesterol malo.

 

Hasta aquí el artículo, para resumir lo que se necesita es algo fácil digerir, que suministre azúcares directamente utilizables por el organismo y que ayude a limpiar el cuerpo. Ten presente que lo ideal fuera consumir los alimentos altos en proteínas en el almuerzo y altos en carbohidratos en la cena (aparte te ayudará a dormir mejor).

Cuando haya aprendido a prescindir del café y demás basuras con que suele intoxicar su organismo desde el principio de la día, se dará cuenta de un caudal nuevo de vitalidad y de energía, que actualmente no puede ni sospechar.

 

Cuide su estómago durante los primeros cincuenta años, que él cuidará de usted durante los cincuenta siguientes.

Steven Smith

 

Dejé en los comentarios si crees que me faltó algo, o que te pareció el artículo.

 

 

Bibliografía

Poder sin limites – Anthony Robbins

Alimentos psicológicos – Rubén González

Descargar artículo en pdf aqui

Del blog> https://joseluismktcuba.cubava.cu/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *